En el contexto latinoamericano, la creación visual brasileña ofrece no solo un conjunto destacado de creadores, imágenes y tendencias, sino que es un universo en sí misma. Esta sección presta especial atención a la fotografía brasileña desde distintas perspectivas y acoge muestras tanto históricas como contemporáneas.

En la actualidad la fotografía brasileña atraviesa un periodo de redefinición en el que sin dejar completamente de lado sus principales diferencias con el resto de la fotografía latinoamericana, exhibe un contagio parcial con formas de una pos fotografía global. Tres exponentes del panorama fotográfico brasileño actual vienen a recordárnoslo.

A diferencia de la fotografía peruana, la fotografía brasileña en la década de 1950 pasó por un primer esplendor artístico en el que la impronta abstracta se hace evidente. Así la fotografía vivió en sincronía con la arquitectura y las artes plásticas un momento imperecedero.

Dúo plantea un escenario posfotográfico en el que el montaje de fotografías de ruinas incaicas que constituyen el mayor atractivo turístico del Cuzco permite a la fotógrafa indagar en la experiencia individual de confrontación con los silencios de la historia. La dualidad la conduce a un ámbito cósmico y crea un marco para el trabajo con sonoridades que generan una experiencia sensorial abarcadora.

El paisaje peruano y sus gentes bajo la mirada de un fotógrafo errante brasileño, un abanico de confluencias entre observador y sujeto se despliega ante el espectador con seducción y maestría.